publicidad

Autor Tema: Estudios de Dirección Orquestal: Quinta de Beethoven  (Leído 448 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado raymundo70

  • Nuevo en el foro
  • *
  • Panel de agradecimientos
  • -Tu has dado: 1
  • -Tu has recibido: 14
  • Mensajes: 25
  • Registrado: 31/03/2016
    • Ver Perfil
  • Instrumento: saxofón, piano, clarinete
Estudios de Dirección Orquestal: Quinta de Beethoven
« en: 23 de Abril de 2016, 09:19:29 pm »
Estudios de Dirección Orquestal:  Quinta de Beethoven

El Comienzo del primer movimiento de la Sinfonía Quinta de Beethoven plantea un interesante reto técnico desde el punto de vista de los Estudios de Dirección Orquestal. Las diversas Escuelas y Directores de Orquesta proponen distintos procedimientos gestuales adecuados, no ya sólo para transmitir la exactitud del mismo, sino además para provocar el efecto deseado de tensión, sorpresa, energía y dramatismo que hacen de estos cinco compases quizá el emblema universal del sinfonismo por excelencia.

 Recuerdo cuando yo realizaba mis estudios de Dirección Orquestal en la Hochschule für Musik de Viena, en las clases del Maestro Karl Österreicher, el Maestro nos proponía lo siguiente: "Pensar cuatro pulsos de blanca (blanca: 108); el primer y segundo pulsos la batuta queda completamente quieta en pasivo. En el tercer pulso levantamos la batuta sin impulso para posicionarnos y batir el cuarto pulso activo con una gran velocidad de movimiento y máxima aceleración que nos posibilite transmitir la corriente eléctrica necesaria para poner en funcionamiento toda la orquesta en una milésima de segundo".

El anterior posiblemente sea el procedimiento técnico más extendido, uno de los más utilizados y que sin resulta 100 % efectivo.

Otra variante es la que planteaba el Maestro Zubin Mehta en una de sus MasterClass: "Pensar cuatro pulsos de blanca (blanca: 108); los pulsos 1, 2 y 3 los utilizamos para ir levantando la batuta progresivamente sin ningún tipo de impulso, con lo que estaremos creando una gran expectación y nos estaremos posicionando para batir el cuarto pulso activo con una gran velocidad de movimiento y máxima aceleración que nos posibilite transmitir la corriente eléctrica necesaria para poner en funcionamiento toda la orquesta en una milésima de segundo".

Esta técnica es muy efectiva, sobre todo para generar gran tensión previa a la explosión inicial.

Sin embargo la técnica que considero más interesante, efectiva y que recomiendo vivamente es la que utiliza la Técnica NeuroDirectorial y va dirigida, no ya tanto al Cerebro Pensante de los músicos sino a su Cerebro Reptiliano de una manera absolutamente MetaConsciente. Se trata del mismo principio que provocaba una estampida entre nuestros antepasados los reptiles, o el efecto que produce un disparo al inicio de una carrera de atletismo:

El Director se sitúa frente a la orquesta con gesto concentrado y las manos preparadas para la acción; los músicos todos expectantes esperando la mínima señal para explotar. Ahora, sin preparación previa alguna el Maestro realiza un gesto súbito, muy enérgico y veloz con gran impulso, pequeño de tamaño pero muy concentrado, angular y del tipo Motus Iactum. Este gesto inesperado, increpante y frenético provoca una reacción instintiva de los músicos como en la estampida de los Dinosaurios o la salida de la carrera de atletismo que comentábamos con anterioridad.

Esta última opción tiene sus detractores, ya que al hacerse sin preparación no muestra información alguna de pulso y además, de no hacerse con pericia, podría provocar dudas en algunos músicos. Sin embargo, personalmente considero que es una muy buena opción ya que origina una reacción mucho más efectiva, sobre todo teniendo en cuenta que en una huida lo más importante es la máxima urgencia y "salvar el pellejo".

He visto realizar esta Técnica NeuroDirectorial a Maestros como Sir Georg Solti, y también más recientemente a Nikolaus Harnoncourt obteniendo unos resultados absolutamente prodigiosos, arrancando de la orquesta todo el vigor, la energía, el dramatismo y la tensión que Beethoven supo concentrar de manera magistral en estos cinco geniales compases.

Si desea ampliar sus conocimientos en la fascinante especialidad de Dirección de Orquesta, le recomendamos se descargue GRATIS el Libro "Los Secretos del Maestro" de Francisco Navarro Lara donde descubrirá las principales técnicas y procedimientos de los grandes Directores de Orquesta del Pasado, del Presente y del Futuro.  Puede descargarse ahora este novedoso y vanguardista
publicidad